Elvira García y su Erasmus en Pilsen (República Checa)

Alumna de Ilustración nos cuenta sus vicisitudes en este curso tan complicado en la Ladislav Sutnar Faculty of Design and Art (Univertisty of West Bohemia).

Mi experiencia Erasmus la verdad que la describiría como una montaña rusa. Estuve todo el curso en República Checa, primero residiendo en Pilsen y luego en Praga. 

Debido a  la pandemia y a las cuarentenas mi primer semestre en Plzeň fue bastante duro. El “highlight” fue mi viaje a Vienna, a Praga y a ciudades pequeñitas de Chequia. Pero el resto fue bastante aburrido, monótono y lleno de soledad. Además la universidad tenía pinta que en situaciones normales era increíble y un sueño. Pero, en la pandemia, se despreocuparon y nos dejaron solos a los estudiantes de intercambio (éramos bastante pocos). 

Como no quería mejorar mi “experiencia Erasmus”, decidí mudarme a Praga en enero para pasar así el segundo semestre. Los trenes son rapidísimos y baratísimos, así que busqué una habitación compartida. Allí, todos los días conocí gente nueva. Aunque siguiese todo cerrado yo sentí que Praga tenía más vida que nunca.

Aunque tuve un primer semestre duro en el segundo, tanto la ciudad, los nuevos profesores y la gente, todo hizo que mereciera la pena.