Lucía Romero de prácticas Erasmus en Helsinki

La moda nórdica y Finlandia en especial atrajo el interés de Lucía Romero González, alumna de Estilismo que nos relata sus impresiones.

Suomenlinna, una pequeña isla muy popular a la que se accede en ferry en solo 15 minutos

Bajo mi punto de vista, realizar Erasmus, sea la modalidad que sea, prácticas o estudios es una oportunidad y una vivencia impresionante, la recomiendo encarecidamente. Mi odisea comenzó a la hora de buscar empresa. Quería alejarme de las típicas capitales de la moda en Europa como lo son Londres, París y Milán

El bosque que cruzaba todos los días de mi apartamento al metro

Mi gusto por el estilo nórdico de los países escandinavos siempre me ha llamado muchísimo la atención, y encontraba que mi propio estilo y creaciones eran bastante alejados de la sobriedad, colorimetría a la que suelen recurrir. Quería sumergirme en algo totalmente distinto y de lo que aprender al 100%.

La empresa Ivana Helsinki

Por lo tanto, buscar empresa fuera de Italia y Francia, al menos para mí, fue una ardua tarea, ya que en la mayoría de países me respondían una negativa. Mi modo de trabajo fue, mandar una carta de presentación junto al cv, personalizada para cada empresa, y luego, utilizar distintas versiones de mi portfolio. Llegué a contactar con cerca de doscientas empresas ¡Una verdadera locura! Pero lo conseguí, y en cuanto presenté mi proyecto final, el 1 de marzo me marché a Helsinki, Finlandia.

Helsinki es la capital y una de las ciudades más pobladas, pero es una ciudad muy tranquila y de un estilo entre europeo y soviético que no deja a nadie indiferente. El nivel de vida en general en todos los países escandinavos es muy alto, pero la seguridad y el bienestar que sientes viviendo en Finlandia, es increíble. ¡De las mejores experiencias de mi vida!

Al poco de llegar, coincidió con el inicio de la pandemia. Finlandia cerró fronteras y tuve que decidir si volvía a España o me quedaba, y debido al escaso número de contagiados, decidí seguir adelante con mi movilidad y no desaprovechar mi oportunidad, que tanto trabajo me había costado conseguir (tardé aproximadamente entre tres y cuatro meses en tener empresa).

Pruebas de color

La empresa para la que he trabajado durante cuatro meses, estaba más alejada de la capital, por lo que tenía que cruzar un bosque para coger el transporte público (Metro). Helsinki está construida entre bosques, prácticamente casi todas las ciudades de este país parecen un cuento de hadas. Además, cuenta con conexión en barco a otras ciudades como Tallin, Estocolmo y San Petersburgo.

Fashion festival de Eckëro (festival en el barco Helsinki-Tallin)

Mi trabajo se compaginaba entre diseño y estilismo, en mi primera semana participé en un moderno festival en un barco, algo totalmente nuevo para mí. Incluso pude dar soporte al departamento de diseño y trabajar en las ideas de la próxima colección SS21.

Estampando en serigrafía

Aún con la situación de pandemia mundial, pude aprovechar esta experiencia, así que te animo a ti también a que te aventures y no tengas miedo o inseguridad. De verdad que, de la fama que tienen los países nórdicos, lo que sí es cierto, es que tratarán de ayudarte en todo lo posible.

Catedral de Tampere, la llamada “Nueva Helsinki”.