María Casla de prácticas Erasmus en París

María Casla de Estilismo ha estado en París en una movilidad Erasmus+ de prácticas con una diseñadora de moda en las difíciles fechas para Francia de diciembre 2019 y enero de 2020. Este es su relato.

Nunca me imaginé que pudiese tener la oportunidad de irme de Erasmus+ de prácticas fuera de España. Necesitaba salir, aprender y vivir una experiencia nueva, así que, con la ayuda de Pilar, que estaba para resolverme todas mis dudas o cualquier imprevisto que surgía comencé a buscar empresas interesadas en mi ámbito, estilismo de moda.

Donde quería ir era a París, donde hay muchísimas oportunidades y allí podría adquirir toda la formación que yo quería.

Et voilà!, nunca imaginé que iba a acabar haciendo mis prácticas Erasmus+ en París. Así que comencé a retomar mi francés para ir con más seguridad, ya que lo pedían muchas empresas. Encontré a una diseñadora que necesitaba una persona que pudiese hacer de todo, y encajó con lo que yo buscaba. No me lo pensé dos veces y comenzamos a preparar todo para irme, he de decir que, gracias a Pilar por todo, por su disposición para ayudarme con cualquier cosa o problema que podía surgir con los trámites.

Lo más complicado fue encontrar alojamiento, París es una ciudad muy cara, con mucha demanda en habitaciones/pisos. Y en diciembre me topé con la huelga más dura del país, sin casi medios de transporte y con muchos problemas. La empresa está muy bien ubicada, a menos de 10 minutos del Louvre, así que cada vez que salía de trabajar las vistas eran impresionantes. Desde el primer día en el trabajo me sentí como en casa. Echando la vista atrás, en estos dos meses he aprendido y hecho muchísimas cosas que me han hecho mejorar tanto profesionalmente como personalmente. A veces era complicado, por el idioma, aunque en esos casos recurría al inglés.  Mis compañeros me han ayudado en todo lo posible y me he sentido bien y a gusto.

En cuanto al trabajo, la diseñadora tiene un taller y boutique, crea las prendas y las vende.  En ese momento, teníamos que preparar la colección otoño/invierno 2020.  Yo ayudaba con los patrones, veíamos cómo podíamos mejorar de las prendas, probábamos los prototipos…, y tenía la responsabilidad de realizar los diseños de prendas planas, lookbooks… También me encargaba de ayudar a crear los looks de las dos sesiones de fotos que tuvimos que hacer y luego enviarlas a los clientes de Estados Unidos.

Vino mi hermana a visitarme y “gracias” a la grève (huelga) acabó siendo modelo para la firma porque ese día la modelo estaba incomunicada por la falta de transporte, y yo acabé dirigiendo la sesión de fotos. ¡Fue increíble!

Esta ha sido sin duda una de las mejores experiencias de mi vida, y de verdad recomiendo vivir algo así con Erasmus porque os hace aprender, disfrutar, crecer como personas, conocer a gente nueva…

Estuve solo dos meses, aunque me habría quedado más, pero por diversos motivos no pude prolongar más mi estancia. Pero sé que volveré, porque París te atrapa y hace que no quieras irte nunca.