En la ESAD de Matosinhos, Oporto. Por Rocío Madrid

Soy estudiante de Gráfica Publicitaria y Erasmus  me brindó la oportunidad de pasar todo un semestre en otro país. Elegí Oporto por lo accesible de la ciudad y por la calidad de la escuela que se ofertaba, ESAD, es una escuela de diseño privada, donde la oferta educativa es bastante extensa a la par que la calidad de sus clases. Situada en Matosinhos, un pueblo costero de los alrededores de Oporto, posee todas las instalaciones y los medios nuevos.

Rocío 1

El trato y la acogida que se le da al alumno Erasmus es genial, esto hace que sea más mucho más fácil adaptarse. Además la lengua: para un español es más sencillo entender el portugués, aunque si no lo consigues el inglés es su segunda lengua.

ESAD es una escuela que destaca por su activismo en todas las vertientes del diseño, haciendo cada semana workshops, conferencias, exposiciones…  Donde alumno y profesor trabajan juntos e intervienen por igual.  Es fácil adaptarse.

Rocío 4

En cuanto a la ciudad, Oporto tiene una esencia mágica, algo que puedes notar si decides perderte por cualquiera de sus callejuelas, donde parece que el tiempo se estanca entre la lluvia y el sonido de las gaviotas.
La comida es muy buena y sobre todo barata, puedes encontrar comida casera tradicional en cualquier sitio (aquí Mac Donald aún no hizo estragos).
La oferta cultural es amplísima, pudiendo ir a conciertos, exposiciones, performances… todos los días.
Un gran lugar para hacer Erasmus.

Rocío 3 Rocío 2