Entrevista a Pilar Martínez Lanzas, antigua alumna de Arquitectura Efímera

 

Quién soy

Hola. Mi nombre es Pilar Martínez y terminé el ciclo de Arquitectura Efímera en Artediez en 2016.

Por qué me apunté al ciclo de Arquitectura Efímera

Siempre me ha gustado mucho el diseño. Hace años me dedicaba a la delineación, pero la crisis del ladrillo provocó que perdiera el trabajo, por lo que pensé en renovarme. Estuve investigando las opciones que ofrece Artediez para cursar un ciclo de diseño de interiores. Hice la prueba de acceso y elegí Arquitectura Efímera, en un principio porque me llamó la atención el ciclo y porque me gustaba tener la posibilidad de crear espacios temporales;  también porque todo lo que había hecho hasta la fecha era duradero y nunca había trabajado en este campo.

Me llamó la atención todo lo que hay detrás de cada evento, la cantidad de trabajo que hay que hacer para que salga todo perfecto y lo poco que suele reparar la gente en ello. También la poca información que hay en Internet sobre el  mundo de  los eventos, que es muy amplio. También me di cuenta de que tiene bastantes salidas, y me dije: “a por ello”.

Qué se aprende en el ciclo de Arquitectura Efímera

El ciclo me ha enseñado que la arquitectura efímera abarca muchísimas cosas: eventos de todo tipo, como stands para ferias, platós de televisión, escenarios para teatro, puntos de información, congresos, instalaciones temporales en museos, ferias, chiringuitos, entregas de premios, desarrollo de mobiliario y elementos para promoción de productos, campeonatos, gráficas para promociones como banderas, lonas, vinilos de suelo, photocall, y un montón de cosas más.

Experiencia de mi paso por la escuela

¿Qué puedo decir de la Artediez? Aparte de que me encantó volver a estudiar, no pude elegir una escuela mejor. Las asignaturas que imparten te dan los conocimientos necesarios para poder desenvolverte con soltura después de finalizar los estudios. La escuela tiene todo lo necesario para poder desarrollar gran parte de los trabajos que tienes que presentar, y además hacen actividades extra muy interesantes y reales que te ayudan a formarte y trabajar en un entorno similar al que vas a encontrar una vez te incorpores al mercado laboral. Los profesores son muy muy profesionales, siempre dispuestos a echarte una mano para que puedas aprender todo lo posible, adaptando sus temarios y trabajos al nivel y necesidades de cada grupo. Que por cierto, los que me dieron a mí, son todos estupendos y he aprendido un montón!!

Qué me ha aportado la escuela y cómo ha influido en mi profesión o carrera profesional

Artediez me ha dado todas las herramientas necesarias para poder ejercer esta profesión tan poco conocida como apasionante. Gracias a la escuela y su programa de “prácticas en centros de trabajo”, pude realizar las prácticas en la empresa en la que desde entonces estoy trabajando. También sucedió lo mismo con Nabila, que hizo las prácticas en esta empresa y también se ha quedado.

¡¡Espero que os animéis a hacer el ciclo!! ¡¡De verdad que merece la pena!!