Federico Miró. Catálogo/Libro y sello por Laura Blanco

Se ha documentado el trabajo de Federico Miró de forma razonada, la obra se dispone de manera cronológica, todas las obras se muestran completas en papel blanco y documentadas de forma tradicional, a modo de las cartelas de las exposiciones, los textos de los críticos también se presentan bajo parámetros de composición clásicos. Al mismo tiempo el objetivo era incorporar la dimensión plástica y de objeto artístico del libro, planteando el diseño editorial como un diálogo entre la palabra y la imagen.

” Mi objetivo es realizar un catalogo que compile toda la producción de la obra actual de Federico Miró, como parte del proyecto también realicé un sello para sus lienzos.”

 

La obra de Federico Miró se caracteriza por el uso de una técnica pictórica personal que busca transmitir a su obra una doble lectura o interpretación: La contraposición entre lo natural y lo artificial, es un artista que bebe de la tradición. El uso de la línea recta, que utiliza para recrear una textura que evoca al tapiz o al codificado de imagen, es una de las señas de identidad de su obra. Partiendo de estos conceptos la intención era traducirlos al lenguaje del diseño gráfico rompiendo las barreras entre catálogo razonado y libro de artista.

Así mismo la vocación del libro es servir de herramienta de comunicación por este motivo utilizo un formato tradicional de libro, tiene 148 pag. y unas medidas de 25,5 x 20, 5 cm. El formato y las medidas están escogidos por su facilidad para ser consultado y por combinar un tamaño suficiente para apreciar la obra correctamente con la manejabilidad.

El libro comienza con una textura tipográfica realizada mediante la superposición de líneas de letras que conforman el nombre de Federico Miró. Hace referencia a la forma de componer con líneas y superposición de capas del artista en sus lienzos. La tipografía utilizada es la Engravers Roman BT. Escogí esta tipografía por ser la tipografía comercial disponible más similar a la del tipógrafo Manuel G. Hernández utilizada por el Marqués de la Vicuña en su libro de Goya, evocando así tradición.

 

 

Partiendo de la importancia del uso de la línea recta en la obra de Federico Miró planteo una línea recta imaginaria que recorre la totalidad del libro desde la cubierta. Ésta línea está conformada por diferentes elementos gráficos, como es el caso de la línea en las páginas que documentan la obra, y tipográficos: títulos de las portadas de capítulos y secciones y el propio índice, que es además una línea continua haciendo referencia más explicita a la manera de componer las obras de Federico.

Cada una de las páginas que documenta la obra lleva siempre delante fragmentos de esa misma obra con diferentes enfoques por el anverso y el reverso de la página. Con estas páginas el objetivo es por un lado ayudar a la visibilización de la obra y evocar la cualidad de tactilidad, tan importante en los lienzos, ya que están impresas en papel Hahnemühle, de una textura muy particular. Hay también una referencia aquí a los juegos de percepción visual, a obligar al espectador a detenerse a diferentes distancias y al concepto de Tiempo vertical de Bachelard presente en la obra de Federico.

 

 

La importancia de la textura y la tactilidad se seguirá trabajando durante todo el libro mediante la utilización de seis papeles diferentes.

Al margen de la obra del artista y de las fotos de la exposición, todo el libro está planteado en blanco, negro y marfil, así la única fotografía que se incluye del artista tiene un tratamiento de bitono realizado con dos negros. Es muy importante el uso del blanco en el libro en referencia a la tradicional neutralidad del espacio expositivo en el arte contemporáneo.

 

Futuro del proyecto: Actualmente estamos buscando financiación para poder hacer una pequeña edición del libro.

 

Enlaces:

lauranegro.com

Instagram: @lauranegro_