Teoría de la imagen

Ornamento y Delito

El embrión humano pasa, en el seno materno, por todas las fases evolutivas del reino animal. Cuando nace un ser humano, sus impresiones sensoriales son iguales a las de un perro recién nacido. Su infancia pasa por todas las transformaciones que corresponden a aquellas por las que pasó la historia del género humano. A los dos años, lo ve todo como si fuera un papúa. A los cuatro, como un germano. A los seis, como Sócrates y a los ocho como Voltaire. Cuando tiene ocho años, percibe el violeta, color que fue descubierto en el siglo XVIII, pues antes el violeta era azul y el púrpura era rojo. El físico señala que hay otros colores, en el espectro solar, que ya tienen nombres, pero comprenderlo se reserva al hombre del futuro.

La composición zurda

Hay un tipo de análisis formal que postula la existencia de una estructura profunda del espacio plástico que actúa sobre todo aquello que acoge. Una de sus más repetidas recetas afirma que el lado izquierdo del cuadro soporta mayor peso visual que el lado derecho. Este texto revisa la validez de tal afirmación.