Adela Martinez y Silvia Mateos, de Modelismo y Estilismo hablan de Milán y de su Erasmus+ en la NABA

naba-b

Milán es una de las ciudades más importantes a nivel mundial en el ámbito de la moda y el diseño, y ese ambiente se respira en cada rincón de la ciudad.

La NABA de Milán, es una escuela de referencia en Italia. Quizás con un nombre menos comercial que otras, pero con nada que envidiar.

Es una escuela muy reconocida y los profesionales que salen de ella son muy valorados en el mercado laboral italiano e incluso a nivel internacional. Y no es para menos; la escuela es una maravilla. Es una academia privada dotada con las mejores instalaciones que un estudiante de moda pueda soñar. Solo el campus es como una pequeña ciudad.

3b

Talleres enormes y muy completos. Entre algunos de los que hemos tenido la oportunidad de utilizar, están el taller de Sartoria (Confección textil), con máquinas industriales para todos los alumnos, remalladoras, máquinas de ojales, varias planchas a vapor, y dotado con todas las medidas de seguridad propias de la industria de la moda.

En todo momento estás tutorizado por el profesor o por sus ayudantes que te ayudan en todo el proceso de fabricación de la prenda, desde el patronaje, hasta el acabado final.

7b

Otro de los talleres que hemos utilizado ha sido el taller de estampación textil, con todo tipo de tintes y pinturas textiles, así como material y maquinaria para la realización de inimaginables acabados textiles, que a su vez se comunica con el taller de maglieria, que sería lo que en España conocemos como tejido de punto. En él hemos aprendido las distintas técnicas del punto y del ganchillo y a utilizar las máquinas tricotosas.

La organización del trabajo es muy completa. Siempre se parte de una inspiración libre, que debes documentar, y ese es el punto de partida para comenzar a trabajar cada asignatura, desarrollando todo el trabajo con las distintas técnicas de la asignatura en torno a una temática concreta, de forma que se crean mini colecciones personales (de tejidos, de accesorios, de estampados…)

8b

Los profesores son siempre personas cualificadas en la materia que imparten, y muchas veces, profesionales en activo en el mundo de la moda.

La verdad es que en todo momento han estado pendientes de nosotras y nos han ayudado mucho en clase.

Nosotras nos atrevimos a utilizar el italiano en clase sin apenas tener conocimiento del mismo. Los primeros días cuesta un poco seguir la clase, pero pronto empiezas a familiarizarte con el vocabulario y a los pocos días ya estás chapurreando italiano. Por eso recomendamos cursar las clases en este idioma, con alumnos italianos, lo que facilita la integración en la ciudad, el país y las costumbres.

2b

En cuanto a Milán, ¡Qué decir! Escucharás de todo antes de venir, pero una vez la conozcas, te darás cuenta que es una ciudad que atrapa. Tiene un encanto especial que ninguna de las personas que hemos conocido aquí llega a definir con exactitud. Es una ciudad viva, pero tranquila, respira tendencia por cada rincón, un simple paseo por sus calles te sirve de inspiración. Los milaneses son muy estilosos, y por la calle se ven todas aquellas cosas con las que en España no acabamos de atrevernos.

Además es una ciudad joven, a pesar de la lluvia, los mosquitos del verano, el contraste entre morir de frío o de calor, siempre hay gente en la calle, planes de ocio o culturales a los que acudir, exposiciones que visitar, conciertos o eventos en un ambiente multicultural, que hacen de esta ciudad un entorno idílico para una persona joven con ganas de salir de su casa y descubrir mundo.

milan4

Mucha gente de distintas especialidades viene de Erasmus a Milán, que es la capital financiera de Italia y donde mayores oportunidades laborales hay.

Hay multitud de asociaciones que incentivan la vida Erasmus con fiestas, viajes e intercambios de idiomas casi todos los días de la semana.

Además desde Milán hay compañías de bajo coste para viajar en avión o en autobús a distintos destinos europeos. Y ciudades increíbles como Turín o Venecia a dos horas de viaje, y toda la zona de los lagos, que es un entorno especial que no deberías perderte.

Quizás las dos únicas pegas que ponerle a Milán, la incansable lluvia del invierno, y los precios, bastante elevados en comparación con Madrid, (y que la beca no va a cubrir) pero ni aun así, no dejamos de recomendar.

1b

Si estudias moda, y estás planteándote solicitar la beca Erasmus+, no dudes en venir a Milán, tiene mucho que ofrecerte.